Justicia confirma condena de cárcel para carabinero por tortura a estudiante de Valpo.

Justicia confirma condena de cárcel para carabinero por tortura a estudiante del Liceo Eduardo de la Barra en 2018

 

El funcionario policial César Valdebenito Mora fue sentenciado a más de 6 años de presidio, por una brutal agresión en contra del adolecente Vicente Retamal Salgado, quien entonces tenía solo 17 años.

 

 

 

El pasado 27 de diciembre la Quinta Sala de la Corte de Apelaciones de Valparaíso rechazó el recurso de nulidad presentado por la defensa del funcionario de Carabineros, César Antonio Valdebenito Mora, en contra de la sentencia del Tribunal de Juicio Oral en Lo Penal (TOP) de Valparaíso que el 13 de noviembre de 2023 condenó al uniformado a una pena de 6 años y 181 días de presidio como autor del delito de tortura.

 

El funcionario de la Segunda Comisaría Central de Carabineros de Valparaíso fue acusado y sentenciado por agredir brutalmente el 21 de junio de 2018 al estudiante del Liceo Eduardo de la Barra, Vicente Retamal Salgado, de entonces sólo 17 años.

 

Cabe destacar que, junto con la ratificación de la pena de presidio, a Valdebenito Mora el tribunal le impuso además las accesorias de inhabilitación absoluta perpetua para cargos, oficios públicos y derechos políticos; y la de inhabilitación absoluta para profesiones titulares mientras dure la condena.

 

En su alegato en contra de la decisión del TOP de Valparaíso, el mencionado carabinero sostuvo que los hechos determinados en la sentencia no corresponderían a la figura delictiva de “tortura”, sino que se adecuarían más a la categoría de “apremios ilegítimos simples”, lo que se traduciría en una sanción menos gravosa. En ese sentido, el uniformado aseguró que habría una falta de evidencia sobre la “intención de torturar”, y en la magnitud de las lesiones y sufrimientos infligidos al estudiante del Liceo Eduardo de la Barra.

 

Sin embargo, la Corte de Apelaciones respondió a ello sosteniendo que en el fallo del Tribunal Oral en lo Penal de Valparaíso “no se advierte la errada aplicación del derecho” denunciada por Valdebenito Mora. Para profundizar en su argumentación, la Corte señaló que el TOP porteño “para determinar la existencia del delito de tortura tipificado en el artículo 150 A del Código Penal, estableció la concurrencia de todos los elementos constitutivos de dicho ilícito, incluyendo aquellos que el recurrente echa de menos: la intención de infligir dolor o sufrimiento grave con el fin de castigar al ofendido, y la entidad de las lesiones inferidas”. En esa misma línea, añadió que el tribunal “establece la gravedad de las lesiones físicas y psíquicas experimentadas por el afectado”.

 

La agresión

 

Para el 21 de junio de 2018 Vicente Retamal Salgado tenía 17 años, cursaba 4to medio en el emblemático Liceo Eduardo de la Barra, y de acuerdo a su relato, aquella tarde, mientras transitaba junto a dos compañeros de colegio por el exterior de la Segunda Comisaría Central de Carabineros de Valparaíso ubicada en Avenida Colón, a modo de broma tomó un cono de señalización que se encontraba en la calle, manteniéndolo bajo uno de sus brazos por unos segundos.

 

Fue entonces que, según su declaración, un carabinero que vestía una chaqueta de cuero -reconocido posteriormente como César Valdebenito Mora- y no portaba identificación, salió desde la unidad policial para supuestamente reprenderlo, sin embargo, entre insultos y amenazas ingresó contra su voluntad al adolescente al recinto, para luego dejarlo detenido en el lugar.

 

En la querella por tortura presentada en contra de los funcionarios de la Segunda Comisaría Central de Valparaíso, se lee el siguiente relato: “Vicente fue arrastrado y empujado por el funcionario policial de chaqueta de cuero, cayendo por las escaleras, golpeándose duramente en uno de sus codos y en la cadera. Estando Vicente en el suelo, el mismo carabinero (…) procedió a darle una patada en el estómago y un puñetazo. Luego lo incorporó y le propinó fortísimos golpes con las palmas de las manos abiertas sobre los oídos”.

 

Respecto de esta última agresión, en el libelo acusatorio se detalla que tras el golpe recibido en sus oídos, el joven “pudo percatarse de que algo malo había ocurrido, ya que quedó escuchando un zumbido o sonido muy fuerte en el oído derecho y experimentó mucho dolor. La intensidad de los golpes en sus oídos fue tal que inmediatamente los tímpanos de Vicente quedaron con un fuerte dolor y resentidos, detectándose, posteriormente, una perforación del tímpano del oído derecho”. Esto último, establecido de acuerdo a la constatación de lesiones realizada a la víctima tras su detención.

 

El funcionario policial responsabilizado por esta brutal agresión fue César Valdebenito Mora, a quien se le acusó igualmente de haber continuado golpeando a Vicente durante su detención, además de no informarle el motivo de la privación de libertad en la que estaba en ese momento. Junto con ello, los padres del joven aseguraron que no se les entregó información fidedigna sobre el paradero de su hijo cuando llegaron hasta el recinto uniformado a consultar por él.

 

Por otra parte, el estudiante relató que luego de pasar la noche en la mencionada Segunda Comisaría Central, otro funcionario de la institución policial también lo agredió verbal y físicamente.

Deja una respuesta